Iruya

Alejándonos 75 km de Humahuaca, volvemos a la Provincia de Salta para llegar a Iruya, que queda a 2800 metros de altura y muy muy cerca de Jujuy. Aquí, un mapa con su ubicación.

iruya

 

En ómnibus se tarda 3 horas 30 minutos. No es fácil llegar. Y si llueve; imposible… Los caminos se inundan y los ómnibus no salen. Y si tienen pocos días, lamentablemente se perderán uno de los lugares más curiosos de Argentina.

Miren este vídeo y entiendan porqué no se puede ir cuando llueve. Yo estuve cerca de quedarme a mitad de camino.


Fui un afortunado al poder visitarla, así que les contaré de qué se trata esta ciudad de una belleza geográfica incomparable.

1724

Es sorprendente el primer contacto visual: estás llegando a un pueblo colgado de una montaña. El ómnibus y los carros estacionan a 1 cuadra de la entrada al pueblo. Allí tenés que juntar energía y subir hacia la bonita Iglesia Nuestra Señora del Rosario, que te da la bienvenida a este lugar mágico, perdido en la naturaleza.

1808

 

Sus calles angostas, empinadas y empedradas lo convierten en un pueblo exclusivamente peatonal.

1809
Es un pueblo donde el hospedaje son las casas de familia, construidas con adobe, piedras y paja. Donde la gentileza y la buena voluntad son moneda corriente. Donde aprendés que no se necesitan grandes construcciones para ‘adornar’ un pueblo, sino todo lo contrario: mantener su identidad, respetar su cultura y recordar sus antepasados.

A 8 km de Iruya, se encuentra San Isidro, un encantador pueblo de 300 habitantes al que sólo se puede acceder caminando. Son 8 km de ríos, montañas, subidas, bajadas, siempre protagonizado por los distintos tonos de rojos que embellecen los paisajes del norte argentino. Una aventura hermosa, súper recomendable.

1742

1743

Dato: Hay que ir temprano. A nadie le gustaría quedarse sin luz solar a la vuelta…

 

La poca presencia de turistas y la amabilidad antes descripta de los locales, hicieron que mi paso por Iruya fuera una estadía inolvidable y única.

Próxima estación: La Quiaca.

Anuncios

Purmamarca

Aunque tan solo sean 183 km la corta distancia entre Ciudad de Salta y Purmamarca, hay una marcada diferencia cultural entre ambas ciudades.

En lengua aimara purma significa ‘desierto’ y marca, ‘ciudad’. Es decir, “ciudad del desierto”. Aunque ‘desierto’ significa también, “tierra virgen”, tierra no tocada por la mano humana.

Las calles de tierras rojizas y las casas de adobe son parte fundamental de este bonito pueblo jujeño.

1460

Aunque el principal motivo por el cual los miles de turistas se acercan cada año es para apreciar el maravilloso Cerro de los Siete Colores

1484

Y su encantador Paseo de los Colorados, que se encuentra alrededor de este Cerro y tiene piedras de toda la gama de colores rojos. Y bien intensos!

1516

1530

Y aquí foto del pueblo de Purmamarca, a los pies del Cerro de los Siete Colores.

1482

 

Luego de encantarnos con la colorida Purmamarca, hemos hecho “dedo” para llegar al salar más grande de Argentina: Las Salinas Grandes.

Para llegar allí, hay que pasar por la Cuesta de Lipán que es un tramo sumamente empinado y repleto de curvas. Este camino llega a una altura superior a los 4000 metros, para luego volver a bajar (a 3500 m.) y llegar a destino. Es un recorrido de 120 km para aventureros.

1551

 

Las Salinas Grandes están justo en el límite entre las provincias de Salta y Jujuy. Recomiendo separarte de la gente, perderte entre la sal y respirar paz. Por unos minutos. Nada tan placentero como ese momento con vos mismo.

1594

Luego habrá tiempo para las más ingeniosas fotos. El paisaje es el gran protagonista.

1598

1611

 

Es hora de regresar a Purmamarca. Ya guardamos cada momento en la base de datos de la memoria.

1626

 

Próxima estación: Tilcara.
 

Ushuaia

Sí. Próxima estación: Ushuaia. Sin ningún problema, subí al avión y llegué a la ciudad más austral del mundo. Allí me estaban esperando mis amigos.

Aunque nos hayamos quedado 5 lunas, esta encantadora ciudad tiene la capacidad de hacerte sentir que es poco tiempo, que necesitás unos días más.

Al norte de la ciudad, se encuentra el glaciar Martial. Allí fuimos el primer día. Para llegar al glaciar, hay que ascender unos cuantos metros. Se puede subir mitad del camino en aerosilla y la segunda mitad; caminando. O bien, como hicimos nosotros, ascender a pleno trekking.

368
371
Lo fantástico de llegar al glaciar es que, desde esa altura, se puede apreciar la ciudad completa. Ese es el gran premio de todo costoso ascenso: una vista inigualable.

409

Y la vuelta es así de hermosa…

417

 

Un must en tu paso por Ushuaia es ir en velero por el Canal de Beagle. Te muestran la isla de Los Lobos, la isla de Las Aves y bajás a hacer un trekking por la bonita Isla H, que podría ser: el último rincón de la Argentina.

Aquí la bella Isla de las Aves.

441

Y esta es la Isla de los Lobos.

484

Sin dudas, esta navegada fue de las experiencias más placenteras del viaje.

 

Otro de los días iríamos al Parque Nacional de Ushuaia, donde finaliza la Ruta 3, entre otras cosas. Además, hay varios circuitos para caminar y disfrutar de vistas realmente asombrosas. Un ejemplo claro es en la Bahía Ensenada:

510

¿Te gustaría caminar por acá? ¿Qué esperás?

489

Y hasta aquí llegamos nomás… Hasta el final de la ruta 3. De punta a punta.

524

Les dejo 2 fotos más para que puedan apreciar lo grandioso de visitar este lugar.

538

536

 

Al otro día seguiríamos viendo hermosos paisajes naturales. En este caso, visitaríamos el lago Escondido y el lago Fagnano. Quedan a pocos km del centro de Ushuaia. Y son maravillosos. Aquí la foto del lago Escondido.

556

 

En síntesis, fue la ciudad que más me impactó, que más me sorprendió. Tenés un sinfín de actividades para hacer, para recorrer, para visitar, para conocer; para aprender.

430
434

Sin más ruta, emprenderíamos la vuelta a casa.

Próxima estación: Las Grutas, provincia de Río Negro.

El Chaltén

En tan solo 2 horas llegamos a El Chaltén. La entrada al pueblo es imponente. O mejor dicho, tener al monte Fitz Roy a tan pocos metros te asombra constantemente. En esta foto pueden verlo claramente.

173

Allí pasaríamos 5 noches, de las cuales hemos dormido en una habitación para 6 personas. Pero con 6 compañeros de Israel. Es decir, nosotros 3 + 3 israelíes “legales” + otros 3 israelíes que dormían en el piso. Por suerte (o a la cuarta y quinta noche por desgracia), no usaban el único baño que teníamos. Nunca se bañaron…

213

A El Chaltén se la llama capital del trekking. Tiene muchos circuitos para caminar y sorprenderte. El primero, y más largo, que hicimos fue llegar a la Laguna de los 3 y a la Laguna Sucia. Ambas, agradecidas al deshielo constante del Glaciar de los 3 y al Glaciar Río Blanco, respectivamente. Son 4 horas de caminata donde la última es en subida. Es difícil pero para nada imposible. Eso sí, no vayan muy cargados porque van a sufrir un poco jaja.

Otro punto de inflexión en el viaje. Llegar ahí. Cómo puede ser que una “simple” laguna y un glaciar generen tanto. Los desafío a que hagan la prueba. Se siente maravillosamente bien vivir ese ambiente de calma; respirás paz. Considero que la tranquilidad y la paz realzan cada rincón de la naturaleza. Aquí dos imágenes para que viajen un ratito.

229

237

 

Al lado de éste, se encuentra la Laguna Sucia, que de sucia no tiene nada, claro está. A diferencia de la Laguna de los 3, que tiene un hermoso color turquesa, la Laguna Sucia obtiene del Glaciar Río Blanco, un verde intenso. Muy pocos metros de distancia, dos colores bien distintos, y tan extraordinarias.

249

 

Otro de los días fuimos hacia la Laguna Torre, otro producto del deshielo. En este caso, del Glaciar Torre. Luego de un trekking de 2 horas, llegás al sitio donde hay vientos de 100 km/h. Real. Lo viví. Y también; el lugar con los bloques de hielos más grandes y cerca. Impactante.

258
265

 

La aventura “Chaltén” termina yendo a escalar al Glaciar Viedma. Nos habíamos quedado con ganas de escalar en el Perito Moreno. Habíamos desistido por el precio. Una estupidez. ¡Vayan! Después te arrepentís y ya no hay vuelta atrás. Nosotros contratamos el tour para el Glaciar Viedma. Fue un día completo; hermoso y novedoso. Escalar en un glaciar. Experiencia inolvidable. ¿Cuándo volveré a hacerlo? Nunca se sabe. La vida son momentos y experiencias, y ese día ocupa un lugar en el rincón de las experiencias. No hay mucho para detallar. Consejo: por más frío que haga, el sol pega y fuerte. Lleven protector solar y anteojos de sol.

296

334

En resumen, este bello y mágico pueblo ofrece una amplia diversidad natural para jamás dejar de visitarlo!

Próxima estación: Río Gallegos.

El Calafate

170Llegamos a las 17:45 (5:45 PM), luego de 7 horas de pleno manejo. Era 30 de diciembre y pasaríamos año nuevo allí. Todo tan preciso y exacto como al planear el itinerario. Aunque no todo es color de rosas. Al ser 30, lógicamente, la mayoría de los alojamientos estaban llenos. Había que buscar y buscar; ir de hostel en hostel. Si ya es cansador pensarlo, imagínense luego de 7 horas de ruta.

Finalmente conseguimos, nos duchamos, tomamos unos mates – siempre relajantes – y salimos a recorrer. Había que planificar la noche del 31 y organizarnos para ir al Glaciar Perito Moreno.

Comenzamos el día 31 yendo a visitar el Lago Argentino. Cabe destacar que es enorme, el más grande de La Patagonia. Lo vimos desde el punto más cerca de la ciudad de El Calafate.

Minutos más tarde, iremos al gran Glaciar Perito Moreno, ubicado a 80 km de El Calafate. Pagamos la entrada al Parque y nos fuimos acercando al glaciar. Y estos son los momentos realmente inexplicables en palabras. Pueden ver fotos, vídeos, escuchar relatos, pero estar ahí… GUAUU. Es todo.

El glaciar lo ves caminando por unas pasarelas muy bonitas. Y es algo realmente curioso, que caminás 5 metros y tenés otra vista, otro ángulo, otra perspectiva. ¡Te sorprende paso a paso! Es grandioso. Como así también, quedarte parado, con los ojos apuntando al mismo lugar, sin moverte; transportándote a un encuentro con la maravilla de un mundo intacto.

152

Además que (lindo para hoy, triste para el futuro) hay continuamente desprendimientos de grandes bloques de hielo. Y vos ahí, agradeciendo estar presente en ese momento, en ese lugar.

138

No deja dudas por qué es Patrimonio Mundial desde 1981.

A la tarde volveríamos al hostel y nos preparábamos para la última noche del año.

Fue una noche de comidas y bebidas variadas, en Don Diego, un bonito resto-bar ubicado en la avenida principal. A la madrugada corrieron las mesas y dejaron lugar para bailar. Eso fue lo que hicimos hasta altas horas de la madrugada: bailar y tomar en distinto orden y cantidad. Pasadas las 6, volvimos hacia el hostel, junto al intenso brillo del sol.

Próxima estación: El Chalten.