Guatapé

A 90 km de Medellín, se encuentra este curioso pueblo con dos grandes atracciones: los enormes zócalos de las casas, y la piedra más grande del mundo: “El peñón de Guatapé”.

Guatapé es un pueblo de 5000 habitantes, donde casi a modo obligatorio dibujan sus fachadas con alegres zócalos de 1 metro y pintan el resto con fuertes colores. Además, cuenta con grandes casas ubicadas en las islas que rodean el centro. Este pueblo tiene la particularidad de estar entre lagos, rodeado de islas. Esto se puede apreciar desde la cima del Peñón.

3414

3415
Al Peñón, la piedra más grande del mundo, se puede llegar en los famosos y divertidos moto-taxis. Tardarás 15 minutos aprox.

3419

008

2410
El Peñón cuenta con 740 escalones que subirás uno por uno. Parece mucho, pero cada 20 escalones vas teniendo vistas únicas e inmejorables. Realmente vale la pena y ni te vas a sentir cansado. Te vas a sentir asombrado del maravilloso paisaje.

3430

3435

006
Sin dudas, el mejor mirador del mundo.

3438

3447
Luego de un maravilloso día y una noche estrellada, volvemos a Medellín, encantados con Guatapé!

2625
Próxima estación: Medellín.

Anuncios

Salento

Bienvenidos al Eje Cafetero.

Al norte de Cali, al oeste de Bogotá y al sur de Medellín, se ubica este “triángulo cafetero”, donde se produce el mejor café del mundo. Situado entre las ciudades de Armenia, Pereira y Manizales. Aquí, el mapa:

eje cafetero
 
Entre Armenia y Pereira se encuentra Salento, tal vez el pueblo más bonito que conocí en Colombia.

Salento es el lugar perfecto para cualquier viajero, una verdadera caricia visual. Es un pueblo único lleno de cálidos colores dentro de un entorno verde y natural. Un encantador pueblo de casas coloniales con sus característicos balcones. Cada esquina invita a una foto.

3359

3360
 
Me hospedé en Hostel La Floresta, a 3 cuadras de la plaza principal. Dormí en carpa. Habiendo lugar en las habitaciones, decidí (en parte gracias al consejo de la dueña) dormir acá. Sabia decisión. Miren qué cómodo y hermoso.

2634
 
Descubrir Salento, sus calles, su gente, su paz, su aire, me hizo dormir con plena felicidad, como nunca antes.

0842
 

Día 2 en Salento: Nos vamos al Valle del Cocora, mágico lugar donde crecen las palmeras más altas del mundo!

6:15 h nos espera el jeep en la plaza principal. Éramos un australiano, un turco, una inglesa y dos argentinos. Bello encuentro multicultural que sólo los viajeros entendemos.

3837
 
En 20 minutos llegamos al Valle. Entrada libre y gratuita. Y a caminar.

¡Este lugar es una maravilla plena y pura! Es estar caminando entre cascadas, árboles, plantas y palmeras. No hay minuto que no te sorprendas, cada paso es un nuevo asombro. El paisaje es excepcional. Bueno, basta de palabras.

3375

3381

3394

3396
 
Y estas dos fotos hablan solas sobre lo lindo de viajar. Escribiendo este artículo me traslado automáticamente a ese momento.

0715

3403
 
Y Salento no termina acá. Volvimos al pueblo al mediodía (habíamos ido muy muy temprano para el Valle del Cocora), almorzamos algo, dormimos una siestita (ver foto) y nos fuimos a una finca a escuchar y ver cómo se prepara el mejor café del mundo.

3108
 
La finca se encontraba a 20 minutos caminando desde nuestro hospedaje. Y el tour en sí, 1 hora. Recolectamos granos de café, nos explicó la historia (y el presente), cómo afecta y ayuda el clima, las intermitentes lluvias, etc. Un verdadero y enriquecedor tour para los amantes del café.

3815

0630
 
Y por último, y no por último menos importante, quiero resaltar, una vez más, la enorme amabilidad, predisposición y simpatía de toda la gente de este encantador pueblo. Me hicieron muy feliz.

4404
 

Espero que entre estos párrafos e imágenes pueda contagiarte y hacerte escribir Salento bien alto en tus prioridades de tu viaje colombiano. No conozco a nadie que se haya arrepentido luego de conocerlo.

Próxima estación: Guatapé.

Bogotá

18 horas y 30 minutos fue el tiempo total de viaje que tardé desde Buenos Aires hasta Bogotá, ya que tuve una escala de ¡10 horas! en Santiago de Chile. Con la euforia y el entusiasmo que sentía, créanme, pareció una escala demasiado rápida.

Y arranqué a dibujar lo que vivía, siempre acompañado de mi fiel amigo: el mate.

5606

3723

 

El 6 de enero de 2015 a las 5 am, llegué al aeropuerto de Bogotá. Disfruté de mi primer café colombiano, pedí mapas, localicé el hostel y pregunté cómo llegar en bus (buseta, colectivo, micro, etc.).

No es nada fácil ya que el barrio La Candelaria, donde están la mayoría de los hostels, no queda cerca del aeropuerto. Y dentro del aeropuerto no me supieron decir bien cómo ir en bus, sólo me sugirieron tomar un taxi.

Salí del aeropuerto, fui a la carretera donde pasaban los buses y pregunté. Y viví la primera gran muestra de amabilidad de los colombianos: No sólo me dijeron la buseta que me llevaba, sino que se quedaron en la parada esperando a que me suba correctamente. Y en 40 minutos llegué a mi destino: La Candelaria.

Es un barrio pintoresco con muchas zonas turísticas y alojamientos variados.

3189

3194

3195

 

Me he tomado el transmilenio que es un sistema de transporte público; lo que conocemos como “metro”. Es moderno, rápido y económico pero sólo te podés subir si tenés tarjeta. A mí me la prestaron ahí mismo (el pasajeros de atrás) así que no tuve que comprarla, sólo pagué el boleto. Y fui a la Zona Rosa y al Parque 93, tal vez la parte más modernosa de la enorme Bogotá.

2257

4446

 

Además, he caminado por la Plaza de Bolívar, la plaza principal de Colombia. A su alrededor se encuentra el Palacio de Justicia, la Catedral, la Casa del Cabildo Eclesiástico, la sede de la Alcaldía Mayor, entre otros.

3188

 

He visitado el Museo del Oro y el Museo de Botero (que en Bogotá es gratuito).

3207

3213

 

Mi must de la capital colombiana es ver el atardecer en el Cerro Monserrate. Con una altura de 3150 metros, se puede apreciar una completa Bogotá.

bogotá monserrate

3271

 

He subido en teleférico y bajado en funicular. Y he disfrutado del primer gran atardecer en Colombia. Aquí he captado al Astro y su gama de colores amarillos, naranjas y rojos.

3265

3267

3268

 

Luego de 2 noches en la gran Bogotá partí hacia un pueblo con una población de 25 mil habitantes.

Próxima estación: Villa de Leyva.

Bariloche

Ha llegado el último camino de esta hermosa travesía en dos ruedas. Nos levantamos temprano, armamos por última vez las mochilas, llevamos barras de cereal y bananas, y perfilamos la bici con destino a San Carlos de Bariloche.

Son muchos kilómetros, pero a diferencia de los anteriores días, esta ruta no tiene pendientes, ni subidas ni bajadas. El camino es llano. Será un trayecto de pleno disfrute. A continuación, el mapa del día:

angostura - bariloche
 
El recorrido se hace placentero, entre otras cosas, por bordear el Lago Nahuel Huapi en todo momento. Aunque éste no se encuentra en la lista de los “7 lagos”, tiene el mismo encanto y un color celeste-turquesa único.

2709
 
¿Cómo no recomendar este paisaje notable? El alma se llena de energía, de pureza y de paz. ¿Los ojos? Asombrados, maravillados.

2714
 
A las 15 horas (3:00 PM) ya estábamos en Bariloche. Nos alojamos en el Hostel Penthouse 1004, tal vez el mejor hostel que fuimos en todo el viaje. Queda en un piso 10, difícil para subir la bicicleta por el ascensor, pero la vista que tiene es insuperable.

388

2725
 
Día 11 | Datos bici
Distancia: 85 km.
Tiempo: 6 h.

Acumulado total: ¡408,6 km!

Inmensamente felices de haber cumplido con todos los objetivos que nos propusimos.

Seguramente este relato no llega al 1% de lo vivido, pero ayuda a imaginarse lo lindo que es.

Experiencia: Conocimiento de la vida adquirido por las circunstancias o situaciones vividas.

“El propósito de la vida es vivirla, disfrutar de la experiencia al extremo, extender la mano con impaciencia y sin miedo a vivir experiencias más nuevas y más enriquecedoras”.

Próxima estación: Esperanza.

Uyuni

1818

Luego de un agotador viaje de 9 horas, llegamos a Uyuni a las 2 de la mañana. Al bajar del ómnibus, nos reciben “las cholas” con sus tentadoras ofertas de alojamiento. Fue un momento de cerrar los ojos, confiar y aceptar lo que dicte la intuición.

 

Llegamos al hotel a la madrugada y nos ofrecieron el tour al Salar. Hay 2 opciones: se puede ir por uno o tres días. En la excursión de tres días, te quedás a dormir ahí, en un hotel de sal. Y seguramente tiene muchísimas atracciones. Yo he ido sólo por el día. Así que cuento esa inolvidable experiencia:

 

Te pasan a buscar a la mañana por el hotel en un jeep todoterreno. A pocos km de Uyuni, pero bien alejados de la ciudad, se encuentra el fantasmal pueblo de Pulacayo. 3800 metros de altura, sol radiante, cielo azul y sus bellísimas nubes blancas, tierra rajada, seca, es un entorno llano y sin fin. Aquí fue la primera parada, en el Cementerio de Trenes.

1825

En este maravilloso lugar descansan cientos de antiguos vagones, con sus esqueletos oxidados en medio del desierto.

1837

1829

 

Una hora fue el tiempo que nos dejaron disfrutar de las locomotoras. Es hora de volver al todoterreno y arrancar: aun nos espera el salar más grande del mundo.

Las 4×4 nos daban la posibilidad de viajar en el techo. Eso hicimos en el ingreso al salar.

1862

1847

1851

 

No soy fotógrafo. Las fotos siempre salen bien. El salar es belleza, magia, aventura, naturaleza.

1858

1885

 

Una vez llegados al sitio más turístico del salar, descendimos del jeep y te dan libertad total por unas horas. Momento de abrir bien grandes los ojos, observar, caminar, alejarte de la multitud y perderte entre la sal. Y lógico,  numerosas y diversas fotografías; comunes y originales.

1894

1872

1877

1883

 

He sido un afortunado al encontrarme el salar con una base de agua, donde el reflejo del “doble cielo” era aun más espectacular.

1895

1896

No hay mucho más para contar. Las palabras sobran.

A la tarde regresamos a la ciudad, donde pasaríamos otra noche, esta vez con los ojos llenos de cielo, pureza y sal.

Próxima estación: Potosí.