Villazón

1 hora tardé en hacer la fila en La Quiaca que conducía al trámite migratorio para cruzar a Villazón, Bolivia. Una vez llegado a la ventanilla, el trámite fueron 5 minutos (o menos) y listo, primera estación: Villazón.

Villazón es una ciudad que se caracteriza por tener muchos mercados, tal vez, los más baratos en Latinoamérica. Desde el primer paso en Bolivia ya los podés ver por la calle principal y alrededores. Y se puede conseguir de todo: ropa, electrodomésticos, cerámica, comidas, souvenirs, relojes, lo que imagines.

1816

El mejor cambio de peso argentino a peso boliviano que van a conseguir en todo el país es aquí: en las casas de cambio de Villazón.

Debo confesar que es una de las ciudades más sucias que conocí, con basura acumulada en las calles estimo que por varios días.

Y bienvenido al país del “regateo”. Aunque poco serio, es hermoso poder discutir el precio entre comprador y vendedor. Y no es sólo en los mercados de las calles. He regateado en restaurants, en la terminal de transportes, en alojamientos, en tours, siempre abiertos a escuchar la oferta del cliente (o negociador).

 

Para llegar a Uyuni, he viajado en el pasillo de un ómnibus (ya que no había más lugar ni más transporte) desde las 17:00 (5:00 PM) hasta las 2:00 del otro día. Es decir, durante 9 horas parado, sentado y ¡acostado! en el no muy limpio pasillo. Teniendo en cuenta que cada 30 minutos había alguna parada donde entraban “las cholas” (mujeres bolivianas) y recorrían de punta a punta el ómnibus a vender sus productos. Y yo ahí, acostado en el pasillo… sin embargo con el alma feliz de estar conociendo y viviendo de cerca un nuevo país.

Próxima estación: Uyuni, donde se encuentra el salar más grande del mundo.

Anuncios

5 pensamientos en “Villazón

  1. Pingback: Bolivia | Próxima estación 365

  2. Pingback: Norte argentino | Próxima estación 365

  3. Pingback: La Quiaca | Próxima estación 365

  4. Para quienes tengan que pernoctar en Villazón, les recomiendo hacerlo en el hostal Fernández, está unas dos cuadras antes de llegar a la estación de trenes, las habitaciones son muy limpias, la atención de Moisés su dueño es muy hospitalaria y la comida muy buena y barata (por 15 bolivianos un menú completo) el precio por persona en habitación compartida (en este caso era para tres) con baño privado es de 30 bolivianos… muy muy recomendable!!

    Me gusta

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s