Puerto Madryn

Una vez cargados nuestros bolsos en el baúl del auto, el conductor pone primera. 20:15 (8:15 PM) es el horario exacto donde el viaje se inicia. La aventura arranca. Ya estábamos los 3 en la carretera; sólo hay tiempo para escuchar música, hablar y sonreír. Los 3 sentíamos esa intriga que genera todo viaje al comenzar. Primera estación: Puerto Madryn.

No sabemos si fue la siesta del 25 o la real emoción del día 1, pero ninguno durmió en toda la noche. Cuando miramos el reloj por primera vez, dijimos “¿ya son las 6? ¿Cómo pasó tan rápido?”. Estaba amaneciendo y nosotros tan despiertos como la primera hora. Qué decir de ese primer amanecer… Espectacular. Hicimos una parada en una estación de servicio, donde el camionero tiene carnet de socio vitalicio.

001

Luego de 1400 km y las (casi) ininterrumpidas 12 horas conduciendo, llegamos a nuestro primer destino: Puerto Madryn. La puerta de entrada a la Patagonia. Fuimos directo al hostel que teníamos anotado a ver con qué nos encontrábamos. Ya eran 9:30 h y necesitábamos tirarnos a dormir un rato. Llegamos al Hi Patagonia, el lugar indicado. Nos atendió muy amablemente Gastón, hablamos unos 10, 15 minutos y además de hacernos reír constantemente, nos armó un guía completa y variada dependiendo nuestros días, nuestros gustos; nos propuso excursiones y más. Les dijimos que nos quedábamos 3 noches e inmediatamente, subimos a nuestro cuarto a descansar.

Ese mismo día, nos levantamos a la tarde y salimos a recorrer la ciudad que queda a orillas de las azules aguas del Golfo Nuevo. Ya no era temporada de orcas y ballenas, pero allí la fauna marina siempre está presente.

005

011

Nuestro próximo día en Puerto Madryn será recorriendo la Península de Valdés, que es parte de los nueve Patrimonios de la Humanidad en Argentina. Desayunamos temprano y hacia allá partimos. Dejamos la ciudad motorizada y ruidosa de Madryn por unas horas para entrar en una península de rutas de ripio, fauna silvestre y sonidos ventosos.

017

033

Recorrimos unas horas hasta el horario del almuerzo, donde decidimos desviarnos unos 200 metros del ripio donde, de vez en cuando, pasan automóviles. Y ahí estábamos nosotros, fuera de toda civilización, conectados con la mismísima naturaleza. Caminamos, miramos, almorzamos, pensamos, caminamos devuelta y abrimos la nariz bien grande para encantarnos de olores.

061

Ya es hora de regresar al hostel. Nos espera un asado con futuros amigos viajeros.

Tercer día de Puerto Madryn, día de relax, sol y patio del hostel, charla con mochileros australianos, francesas, suizas, alemanas, etc, algunas cervezas que van y vienen y así pasó el día, disfrutando de todos los momentos. A la noche nos alegramos en la noche patagónica, aunque había que dormir. Al otro día nos esperaba otro encuentro con la ruta 3.

Nos levantamos temprano, aprovechamos el desayuno del hostel, armamos nuevamente el rompecabezas para que entren los bolsos en el baúl y nos despedimos de Gastón, pelado querido, dueño de uno de los mejores hostels que he visitado, sin lugar a dudas.

Próxima estación: Puerto San Julián.

Anuncios

2 pensamientos en “Puerto Madryn

  1. Pingback: Sur en auto | Próxima estación 365

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s